#CineConPapas🍟: La adolescencia y “My So Called Life”


¿Qué debe tener una serie adolescente para que sea una BUENA serie adolescente? Un gato que hable tal vez o vampiros quizás… ¡Ya sé! Un club de coro. Muchas de estas nos marcaron si las vimos en el momento correcto, como “Rebelde Way” o “Skins” en mi caso, y como siempre me han interesado las series y películas lolein, incluso ahora más cerca que nunca de mis 30, me puse a ver “Freaks and Geeks” y luego “My So Called Life” básicamente porque quería hacer una especie de comparación. Ahora puedo decir que Freaks and Geeks sigue siendo una buena serie, pero ni cerca de ser mejor que “My So Called Life”, para mí la madre de todas las buenas series.

MSCL influenció todo el resto de series que le siguieron luego de su estreno en 1994, año en que la sitcom era lo popular en la tv, y al canal ABC se le ocurrió la buena idea de hacer una serie sobre una adolescente emo de 15 años que decide hacer cambios radicales en su vida, indirectamente por la necesidad de madurar y directamente por aburrimiento y llevar la contraria a sus buenos padres. La premisa parece simple, porque lo es.

Angela, interpretada de maravilla por Claire Danes (Romeo + Julieta / Homeland), se ganó un Globo de Oro a sus 15 años por este papel; sin embargo todo lo que rodea a esta cabra es realmente la serie. No solo hay fiesta e iniciación sexual, está Rickie mejor amigo de Angela que fue el primer adolescente abiertamente gay en la tv en horario prime time y Rayanne la otra mejor amiga de Angela con graves problemas con el alcohol, temas que en esos años no se tocaban, no en adolescentes y menos a esa hora. Además todos eran super cabros cuando hicieron la serie, no eran wnes de 30 como suele ser y el mayor en su momento era el mijito rico de Jared Leto, Jordan Catalano en la serie, que tenía 23 años.

Entonces además de las camisas de franela y la buena música de la época, la serie contaba con un montón de detalles en la trama que le daban honestidad hasta ese momento jamás vistas. Sentir toda la belleza y el dolor, todo en blanco o negro, nada de grises, solo emociones que consumen: odias a tus padres porque no quieres ser como ellos; las tardes de domingo son tan tediosas que suena más tentador el suicidio; el chico que te gusta no solo te gusta, vive en tÍ porque es una imagen formada en tu cabecita cuando en realidad nunca has hablado con él.

Desde el primer capítulo Angela, protegida por el amor familiar, necesita reafirmar su presencia en el mundo. Su voz en off acompaña cada capítulo diciendo a veces cosas tan certeras que se quedarán en mi corazoncito foreva, o cosas tan absurdas que resuenan en mí con lógica porque también fui adolecente y ser gil es parte de lo mismo.

Cada personaje está tan bien cuidado que puedes odiar a alguno y al capítulo siguiente lo amas. Desde los padres, que en estas series suelen ser maquetas, acá están enteros y con sus problemáticas, intentan llegar a sus hijos, a veces miran con miedo porque apenas pueden con ellos mismos, no hay estereotipos; hasta el más mino del colegio Jordan Catalano (Jared Leto) lucha contra sus problemas con el leguaje y Rickie (que es mi personaje favorito) sabe florecer entre el acoso escolar porque como se dice en algún momento “Tiene tendencia a que le peguen”, e incluso después de ser abandonado por sus padres por ser homosexual . Eso solo por nombrar algunos, ya que cada personaje tiene dimensión y problemáticas que hasta hoy se sienten urgentes.

Obviamente a la serie no le fue tan bien, ¿quién podría competir con Friends? , y eso le da su medalla de “Serie de Culto”. Cuando me encuentro con series así, me pregunto que hubiera sido de mí de haberlas visto a tiempo: No lo sé, lo importante es verla y está totalmente torrenteable. Hay cosas que van a resonar siempre en nosotros sin importan los celulares inteligentes o las redes sociales que intentan externalizarlo todo, nunca dejamos de ser esos cabros, al final todos estamos confundidos y descubriendo cosas a medida que avanzamos. Esta frase que en algún momento dice Angela lo resume todo. Chao.

“La gente siempre dice que debes ser tú mismo, como si “tú mismo” fuera algo definitivo, como una tostadora o algo así. Como si supieras lo que es, incluso”.

Amor y papas fritas.
Fran Márquez

Calificación:Calificación:

#CineConPapas🍟: La adolescencia y “My So Called Life”

0 Comentarios
Francisca Marquez
Francisca Marquez
No sé si me gustan más las papas fritas o las películas, pero ver películas comiendo papas fritas es de mis cosas favoritas y más que ver películas, me gusta hablar de ellas.