#EnsayoViaX: El amor gay 🌈


Siempre hablar de amor es algo que nos motiva enormemente, más aún, cuando estamos en una edad para comenzar a concretar sueños y realizar la anhelada “familia”. Ahora bien ¿Hay alguna diferencia entre el amor hétero y el amor gay?

La conclusión la podremos sacar al final de esta nota.

Yo hablaré del amor gay, es el que me convoca y el que quiero e intento vivir. Desde mi experiencia, el amor gay es complejo, es difícil concretar la deseada relación perfecta, esa persona que le agrade a tu círculo, amigos, familia, que todo fluya y sea perfecto.

Para no ser tan individualista, también comentaré la experiencia de algunos amigos, los que, por esta oportunidad, reservaré sus nombres.

Tengo un amigo que pasan de pololo en pololo, de pareja en pareja, sin darse tiempo para sacarse el aroma del otro, eso provoca un enredo de olores, que sin duda, en ocasiones, complica la buena convivencia de la relación, algunos lo llaman “fantasmas”. Considero importante dejar pasar un tiempo antes de involucrarse con otros, pero el mundo gay corre, por eso, mi amigo dice “ si pierdes una oportunidad de conocer a alguien,  puedes perder al amor de tu vida”.

Otro amigo son más idealistas, y conoce personas, pero muy mesuradamente, muy lento, muy al natural, sin alcohol ni drogas. El fin, de descubrir si esa es la persona correcta. Mira a los ojos, analiza la forma de vestir, la música que escuchan, incluso, su círculo de amigos con los que comparte, es tanto, que no da besos. Pocas veces logra concretar, ya que al no “mostrar” un real interés y solo conocer, pasa a la zona de amigos, siendo imposible salir de ahí, a veces, mi amigo sufre.

Otro de mis amigos es idealista, lucha por su relación de pareja, aunque la persona que está eligiendo, claramente no es la correcta, es el amigo que pololea con gente menor, y que “cría” a esa pareja, finalmente se ve envuelto en una relación “Padre e hijo” con preguntas como “¿Fuiste a pagar las cuentas?, ¿Fuiste al doctor?, ¡Para de llorar, debes tomar decisiones!” es el que llamo “Papámor”

Los gay tenemos la oportunidad de conocer gente en cualquier lugar, y además, existen espacios para poder saciar todas esas ganas carnales de deseo y lujuria. En estos espacios, (Saunas, ciber café, el parque, etc) o a través de alguna loca aplicación (Grindr, Growl, Hornet, Scruff) asistimos a esta cita o lugar físico sin la finalidad de conocer a alguien, sino que con las ganas de gozar. Pero tengo un amigo, que conoció a alguien importante en su vida en estos espacios, por lo tanto, ¿Debemos andar predispuestos o simplemente abiertos a conocer el amor en cualquier lugar?. Este amigo vivió su relación a tope, fue feliz, como toda cosa en la vida, se acabó pero fue feliz.

El amor gay es oculto, pero a la vez, expuesto ¿El motivo? Debemos evitar mostrar nuestro amor en público, no por vergüenza, sino por el respeto que exige el resto de la sociedad, la que aún no acepta en su totalidad, el amor que quiero vivir. Es expuesto, porque en lugares determinados, dejamos  fluir las ganas de compartir y de, literalmente, comerte a tu amante de turno, que en ocasiones, se transforma en una ameba de besos y abrazos y otra en una discusión donde todos los asistentes, forman parte de ella.

En lo personal, tengo las ganas de ese amor gay, llevo soltero 7 años, durante este período he conocido mucha gente, me he enamorado y ellos no se enamoran de mí, se enamoran y yo no siento nada, llegue a la conclusión siguiente: Llego en momentos equivocados a la vida de las personas o ellos llegan erróneamente a la mía. He tratado mal a gente que me busca he sido tratado mal por personas que busco, he llegado a pensar en el “Karma” del amor diciendo fuerte “No hagas a los otros lo que no te gustan que te hagan a ti”, si, es muy católico, pero no deja de ser cierto.

El amor gay se acompaña de un vino, música “cola” de tantas divas y grupos que interpretan nuestras sensaciones y emociones, de marihuana, de sexo lujurioso, de tríos, de popper, y tantas otras relaciones físicas que, los gay que lean esto, lo entenderán.

Hay parejas eternamente fieles, y eso se admira, pero existe otra gran mayoría que cree en el amor libre, en el amor sin compromiso, en el estar juntos “aquí y ahora” que te dicen “hoy te amo pero mañana no sé” transformando en un cúmulo de inseguridades con tus parejas, que creo, hace durar poco el amo gay.

Los gay somos apasionados al momento de amar, al mes decimos rápidamente “Te Amo” y de verdad se siente así, al otro mes decimos “Te odio” y a las dos semanas te vuelvo a amar nuevamente. Dicen por ahí que un mes gay  de relación es como  año hétero ¿Será verdad?

Hasta hoy, no me he arrepentido de las decisiones amorosas que he tomado en mi vida, en la que he tenido 3 parejas. La primera, un amor adolescente, de 18 años, muchas ilusiones se construyeron, fue la ruptura que más lloré, no por haber terminado, sino por tener que romper mis sueños e ilusiones de amor. El segundo, un loquillo actor, que me encantaba física y emocionalmente, pero debía dejar de fumar, dejar de beber y dejar de ser yo. Finalmente no me sentía siendo yo en esa relación, también terminé. El tercero fue siendo más grande, salí de la casa familiar para vivir este amor. Casi al año todo terminó con golpes, mató el amor que sentía a mucho golpe.

El amor gay es simple y complejo, es rápido y lento, es fácil y difícil, es crecer y entender, es tener valor y tener miedo, es jugar y ser de verdad, es en pocas palabras, vivir el amor, por lo mismo, hago la pregunta ahora … ¿Es igual el amor heterosexual al amor gay? La libertad de esta respuesta es completamente tuya.

#EnsayoViaX: El amor gay 🌈

1 comentario