El Papa pidiendo plata en Santiago de Chile

Este singular representante divino del Fea Latitud, salió a recorrer las calles de Santiago para entregarnos su bendición y llevarse un par de moneditas. ¿Cómo terminó?