Científicos analizaron más de mil videos porno para crear juguete sexual con IA


Si creían que ya lo habían visto todo y ya ninguna nota iba a sorprenderlos por hoy, déjenme decirles que estaban equivocados, porque ahora vengo a contarles de un juguete innovador, placentero y bizarro por partes iguales. Se trata del Autoblow A.I., un juguete sexual salido de la imaginación del empresario Brian Sloan que por primera vez busca utilizar la Inteligencia Artificial a su favor para satisfacer a todos los hombres dispuestos a desembolsar $250 dólares por él (algo así como $175.000 pesos chilenos).

La “Inteligencia Artificial” del Autoblow A.I. promete replicar las impredecibles y matizadas variaciones del sexo oral real. Ahora, ¿cómo consiguieron crear este complejísimo sistema masturbatorio? Nada más ni nada menos que con un dedicado equipo de 6 personas que tuvo la dura tarea de analizar más de mil videos pornográficos -equivalentes a 109 horas de material- con un software que les permitió extraer toda la información visual de ellos y traducir estos datos en diferentes técnicas de sexo oral que el juguete sexual puede reproducir. Sí, no los estoy agarrando para el tandeo con todo lo que les estoy contando. Es más, el equipo detrás del Autoblow 2 se tomó la tarea tan en serio, que toda esta investigación tomó más de 3 años.

Es más, el trabajo fue tan profundo que la empresa no quiso desaprovechar los datos recabados y lanzó un paper que resume sus descubrimientos en el siguiente párrafo:

“En este trabajo, buscamos cuantificar los “comunes” o “típicos” movimientos involucrados en el sexo oral cuando es realizado en hombres. Para esto, analizamos los datos contenidos en 108 horas de videos pornográficos y anotamos cuadro a cuadro la posición de los labios en relación al eje del pene. Utilizamos técnicas de cuantificación que nos ayudaron a descubrir 16 movimientos distintos”.

Como podrán ver, el Autoblow A.I. es un juguete que no solo requirió de muchos números y algoritmos para materializarse en un trozo de plástico con inteligencia propia, sino que también fueron el sudor, las lágrimas y los potenciales síndromes de túnel carpiano al que se vieron expuestas muchas actrices de la industria pornográfica los que colaboran a hacer realidad este peculiar juguete sexual.

De momento, el juguete puede ser adquirido solo a través de la página de Indiegogo del Autoblow A.I., lugar donde ya ha recaudado más de $155.000 dólares en una semana.

¿Creen que la tecnología llegue a reemplazar a las relaciones humanas? ¿Estarían dispuestos a probar un producto como el Autoblow 2? Comenten.

Científicos analizaron más de mil videos porno para crear juguete sexual con IA

0 Comentarios
Peter Marschhausen
Peter Marschhausen
Sueño a 24 cuadros por segundo. Gamer desde que tengo memoria.