Joven fue condenado a tres semanas de cárcel por subir Deadpool a Facebook


Seamos sinceros, casi todos nosotros hemos descargado, al menos una vez en nuestras vidas, música y películas a través de internet. Es más, es imposible no recordar con cierta nostalgia la época en que todos usábamos programas como Ares para descargar todo lo que quisiéramos, pero siempre con el temor de que el archivo en cuestión fuera un troyano que nos dejara nuestro computador completamente inutilizable y nos viéramos obligados a formatearlo. Pero al igual que los disquetes (caída de carnet instantánea) esos tiempos ya han quedado atrás y la piratería también se ha ido refinando con el paso de los años. Y por si todavía no se han dado cuenta, redes sociales como Facebook se han vuelto en verdaderos paraísos para la piratería actual con una infinidad de páginas que se dedican a transmitir eventos en vivo, películas completas o incluso dar capítulos de series las 24 horas del día de manera ilegal.

¿Por qué les digo todo esto? Porque el pasado martes 18 de septiembre (tiqui tiqui ti) un joven estadounidense de 22 años llamado Trevor Franklin tuvo que plantar cara frente a la Corte del Estado de California por precisamente haberse querido sumarse a esta moda y subir de manera integra la primera película de Deadpool a la plataforma controlada por Mark Zuckerberg, hecho por el que la justicia exigía seis meses de cárcel, un año de libertad vigilada y una multa de mil dólares. Una cosita poca.

Pero partamos desde el principio, todo empezó en febrero del 2016, porque habiendo pasado solamente una semana desde que la película del mercenario bocazas llegará a las salas de cine de todo el mundo, Franklin -ocupando el seudónimo de “Tre-Von M. King”- descargó la cinta de manera ilegal desde el sitio Putlocker (pasando el dato) para posteriormente subirla de forma descarada a Facebook, lugar donde acumuló la no menor cifra de 6.386.456 visitas

Como era de esperarse, esto inmediatamente llamó la atención de la 20th Century Fox, la que impulsó una investigación por parte del FBI que dio con el paradero de este chiquillo y lo mandó ante la justicia por haber incumplido la ley de forma “desvergonzada y pública”.

Y como ya les había contado más arriba, el gobierno de California no encontró nada mejor que exigir seis meses de cárcel, un año de libertad vigilada y una multa de mil dólares para hacer de Frankin un caso ejemplificador que disuadiera a la juventud de cometer crímenes similares. Sin embargo, tras mostrar arrepentimiento, declararse culpable y no tener antecedentes penales previos, hoy pudimos conocer la sentencia final de este muchacho, quien finalmente fue condenado a solo tres semanas de cárcel y una multa de 100 dólares por no haber obtenido ganancias a través de su publicación de Facebook. Así que ya saben, nunca está de más pensarlo dos veces antes de descargar o compartir contenido pirata a través de internet.

Joven fue condenado a tres semanas de cárcel por subir Deadpool a Facebook

0 Comentarios
Peter Marschhausen
Peter Marschhausen
Sueño a 24 cuadros por segundo. Gamer desde que tengo memoria.