No sabemos por qué, pero los japoneses crearon el primer robot capaz de sudar


Japón, Japón, Japón… eres la tierra donde las ideas, por más absurdas o descabelladas que sean, siempre encuentran un espacio donde se hacen realidad. Ya lo habíamos comprobado ampliamente contándote cosas como que un gato fue culpado de intentar asesinar a una anciana o que una empresa de muebles decidió lanzar una lujosa línea de muebles apta solo para gatos.  Pero como los nipones saben que el mundo no gira alrededor de los gatos, ahora les cuento que el país nos vuelve a sorprender con otro elemento fundamental de su cultura: Los robots.

Sí, porque aunque no lo creas, y tampoco te expliques el por qué, un grupo de ingenieros japoneses de la Universidad de Tokio no encontró nada mejor que crear el primer androide capaz de sudar. Se trata de Kengoro, un robot que utiliza su propio sudor para que sus más de 100 motores no se sobrecalienten cuando está en funcionamiento.

Ahora, estarás pensando que sus funcionalidades deben ser sacadas directamente del futuro como para necesitar tantos motores, pero no, porque para lo único que está hecho nuestro amigo Kengoro es, nada más ni nada menos, que ejercitarse haciendo flexiones de brazo y otras actividades físicas.

Para que sepas cómo funciona, te comento que los ingenieros diseñaron un sistema distribuidor de líquido refrigerante colocados a lo largo de los “huesos metálicos” del robot. Gracias a esto, el flujo de frío se concentra en la zona del motor y expulsa la sustancia mediante pequeñas válvulas como si de verdaderas glándulas sudoríparas se tratase.

Míralo en acción, a continuación:

No sabemos por qué, pero los japoneses crearon el primer robot capaz de sudar

0 Comentarios
Peter Marschhausen
Peter Marschhausen
Sueño a 24 cuadros por segundo. Gamer desde que tengo memoria.