Krampus: La festividad más bizarra y terrorífica de Navidad


Para la mayoría de los mortales, Navidad es una fecha que solo puede ser asociada con el amor, la paz, los regalos y el infaltable pavo navideño, pero no en Austria, país donde se realiza la fiesta más terrorífica que podrían imaginar para esta época del año. Se trata del Krampusnacht, fiesta dedicada a conmemorar a un demonio encargado de raptar y devorar a los niños que no se portaron bien durante el año. No, no los estoy agarrando para la chacota. Es más, para que me crean, dediqué mi tiempo libre a escribir una nota donde les explicaré, punto por punto, la historia detrás del mito del Krampus ¡Empecemos!

1. El Krampus es un demonio navideño

¿Quién es el Krampus? Bueno, para los que no habían escuchado este nombre ni en pelea de perros, les cuento que el Krampus es un demonio del folclore austriaco que juega un papel crucial en las fiestas de fin de año de ese país. Se le caracteriza como una figura similar al diablo, con unos largos cuernos y una barba de chivo al más puro estilo Don Sata. Además, siempre se le ve con una cesta en la espalda para cargar a los niños que se portaron mal durante el año y así llevárselos directamente al infierno o arrojarlos a un río. Como pueden ver, el Krampus no se anda con cuentos.

2. El Krampusnacht se celebra el 5 de diciembre y, si sobrevives a él, puedes abrir tus regalos

La noche del 5 del diciembre es conocida en Austria como Krampusnacht (Noche del Krampus) y es un jornada de celebración total. La gente se toma las calles para literalmente conmemorar a un demonio secuestrador de niños, mientras que los más jóvenes se dan el trabajo de construir trajes del Krampus con trozos de madera, cadenas y pieles para participar de una carrera llamada Krampuslauf . Todo esto porque, en la tradición original, el 5 de diciembre es el día en que el Krampus recorre las casas para dejar ramas en las habitaciones de los niños malportados como advertencia antes de raptarlos.

3. La gente que se disfraza de Krampus te corre a palos en plena calle

Si después de todo lo que les conté se entusiasmaron y quieren viajar a Austria en diciembre del próximo año, les digo al toque que mejor se lo piensen dos veces, porque no vaya a ser que un krampus los pille en la calle y les aforre con su bastón en la cabeza. Sí, porque otra de las tradiciones de esta festividad es que los disfrazados comiencen a aterrar a los transeúntes y los persigan por toda la ciudad para mandarles un cachuchazo si es que los alcanzan. Nada más navideño que eso.

4. Aunque no lo crean, el Krampus es partner del Viejo Pascuero

Originalmente, el Krampus era una creación puramente asociada a los pueblos paganos, pero con la llegada del cristianismo, este demonio con cola de cabra se convirtió en un intimo amigo de Papá Noel. Es en esta especie de yin yang retorcido, que el Viejito Pascuero trae la felicidad a los niños austriacos, mientras que el Krampus hace lo mismo, pero con dolor, sufrimiento y muerte. Todo muy buena onda.

5. El Krampus se ha transformado en todo un referente de la cultura pop

Si bien el krampus es poco conocido aquí en Chile, en otras latitudes como Estados Unidos y el resto de Europa se ha convertido poco a poco en un personaje infaltable de la cultura pop. Es más, el 2015 fue lanzada una película de terror basada en este curioso monstruo navideño, así que aquí les dejamos el tráiler por si se animan a verla con los más pequeños de la casa mientras esperan a que den las 12 de la noche este domingo:

Krampus: La festividad más bizarra y terrorífica de Navidad

0 Comentarios
Peter Marschhausen
Peter Marschhausen
Sueño a 24 cuadros por segundo. Gamer desde que tengo memoria.