Niño chino se introdujo un cable USB en el pene y terminó en el quirófano


Chiquillos, les cuento que, por razones que todavía no podemos comprender del todo, un niño chino de 13 años no encontró nada mejor que hacer con su tiempo libre que introducirse un cable USB por su pene y, como cualquier persona en su sano juicio habría supuesto, la cosa no acabó para nada bien, porque les adelanto que la cosa terminó en el quirófano y con una dolorosa cirugía de por medio. Y sí, sé que después de leer esto tienen muchas preguntas y dudas rondándoles la cabeza, pero no se preocupen, porque aquí vamos a resolver todas sus dudas de este bizarrísimo caso parte por parte.

Para empezar, les cuento que, según informó el Singapore’s Strait Times, todo esto sucedió en la provincia de según Heilongjiang (China), lugar en que este desafortunado joven asiático decidió agarrar un cable USB, cortar uno de sus extremos y comenzar a introducirlo dentro de su uretra por “mera curiosidad”. ¿El problema? Que después de haber pasado 10 centímetros de cable dentro de su pene, se dio cuenta que el USB se había atascado al interior de su aparato reproductor.

Fue ahí cuando este cabro bueno para curiosear se armó de valor y le contó la firme a sus papás, quienes lo llevaron al hospital y, tras una serie de radiografías, el equipo médico se dio cuenta de que el cable había llegado hasta la vejiga del niño y se había enredado al interior de ella. ¿No me creen? Revisen la siguiente imagen:

Tras saber esto, el brocacochi fue traslado al Hospital de Niños de Harbin para ser sometido a una cirugía que logró extraer el cable de su pene sin dejarle secuelas. En resumidas cuentas: Un final feliz.

 

 

Niño chino se introdujo un cable USB en el pene y terminó en el quirófano

0 Comentarios
Peter Marschhausen
Peter Marschhausen
Sueño a 24 cuadros por segundo. Gamer desde que tengo memoria.