Suelta el celular, dicen los científicos (de nuevo)


Que no hablamos entre nosotros. Que estamos con la espalda chueca. Que el dolor de cuello y muñecas es por la adicción a la pantalla de nuestros amados teléfonos celulares. Esos aparatos que son tan, pero tan indispensables, que algunos prefieren llegar tarde a todas partes, antes que dejarlo en la casa.

Incluso, ya existe la palabra para esa ansiedad que sentimos al separarnos del teléfono: nomofobia. Pero, ¿por qué amamos tanto a nuestros teléfonos celulares? De acuerdo a investigaciones realizadas por la City University de Hong Kong y la Sungkyunkwan University de Seúl, el vínculo entre nosotros y los smartphones es cada vez más fuerte, debido a la interacción y el uso para capturar, transmitir y compartir recuerdos queridos.

El estudio, realizado con 300 estudiantes en Corea del Sur, concluye que vemos a nuestros teléfonos inteligentes como “nuestro ser extendido”, es decir, como la prolongación de nosotros mismos. Al pedirles a los estudiantes que definieran la relación con su celular, las palabras más asociadas eran “memoria”, “yo”, “para mi”.

Suelta el celular, dicen los científicos (de nuevo)

0 Comentarios
Claudia Aldana
Claudia Aldana
Inquieta por opción, periodista por oficio. En general, una persona bien hinchapelotas.